In Arquitectura moderna, News

 Las cocinas, centro del hogar mediterraneo

En la cultura mediterranea, desde tiempos antiguos se ha considerado al fuego y a la chimenea el centro del hogar. La evolución de las corrientes arquitectónicas ha querido distanciarse de esa costumbre, pasándola a un segundo plano, en muchos casos por considerarse el fuego, la zona donde se preparan y cocinan los alimentos, una zona de servicio. Sin embargo, en los últimos tiempos estamos viviendo un renacer de la cocina, más de moda que nunca, y las cocinas están volviendo a ganar en tamaño para convertirse en las auténticas zonas de reunión de la casa, más allá de salones o comedores, son el lugar donde se hace la vida.

Aquí en RARDO-Architects, arquitectos en Sitges y Barcelona, nos gusta mucho tanto comer como cocinar, por lo que sabemos poner en valor el concepto de las mismas para sacarles el máximo provecho. A continuación, podreís encontrar algunos ejemplos de obras diseñadas por nosotros en las que creemos podréis encontrar los valores que nos gusta transmitir en nuestros diseños.

Contrastes de madera

Hay un movimiento actual, totalmente válido, de llenar las cocinas de colores vivos y llamativos, pero en muchas ocasiones, nosotros preferimos usar el contraste puro que puede llegar a dar un mueble blanco. En este caso, como se puede apreciar, se diseñó una divisoria entre las zonas anexas de la cocina y el comedor como una gran corredera de madera que permite controlar la relación entre ambos espacios.

Como se puede apreciar en otros de nuestros diseños, consideramos la madera como uno de los materiales más nobles con los que se puede trabajar, de manera que no queremos que otros elementos le puedan robar el protagonismo. Por ello, para el resto de mobiliarios de la cocina, escogemos frentes lacados en color blanco. Los frentes se complementan con discretos tiradores de uñero para los muebles bajos, tiradores cromados para los muebles altos y, aprovechando la gran altura de la casa, dos filas de muebles altos.

El diseño de la cocina se concentra evidentemente en la isla, coronada con una encimera de Silestone Blanco Zeus, con la pica de fregadero en acero inox integrada en el diseño y un grifo flexible de gran tamaño para facilitar la tarea. Uno de los frentes de la isla se retranquea para dejar el espacio a unas banquetas y generar una zona de barra.

En el resto de los muebles, se apoyan en las paredes creando una zona de trabajo perimetral. La encimera de Silestone sube por la pared de manera que se minimiza la presencia de zócalos o cerámicos, creando una imagen uniforme. El conjunto se cierra con la iluminación indirecta, de la que ya hablamos en otro post, por debajo de los muebles altos para la zona de trabajo y bajo la barra como decorativo.

Cocinas en espacios reducidos

En determinados casos, tenemos que pelear con apartamentos o residencias en los que la superficie es muy limitada, teniendo que llevar a cabo soluciones que nos permitan trabajar con cada rincón de la casa. Este era el principal motivo por el que una joven pareja acudió a nosotros para la reforma de su casa en Sitges. Para poder optimizar el espacio, optamos por plantear una cocina abierta en el espacio residual mínimo que quedaba entre la escalera y el cerramiento de la vivienda.

Comenzando por el frigorifico integrado y una semicolumna para integrar el microondas en el diseño final, se extiende una zona de trabajo recta con una encimera en Krion con el fregadero del mismo material. Los frentes, de nuevo, se escogen de tono blanco, en este caso sin lacar, para poder mantener un presupuesto ajustado. El frente de la cocina se realiza en vidrio, para proteger la pared, y los muebles altos se plantean de manera que alcancen toda la altura hasta el techo, para aprovechar al máximo el espacio.

El punto fuerte del diseño viene dado por una mesa en madera volada que se situa bajo la escalera, apoyada en los muebles bajos que ocupan la zona más inaccesible de la misma, continuando con el pensamiento de aprovechar hasta el último rincón de la casa. La mesa se dobla en la zona del salón para cerrar el mueble y poder apoyar el sofá contra la misma. Del otro lado, unos taburetes convierten un espacio inicialmente descartado en una zona de barra de cocina con vistas al salón.

Cocinas abiertas al comedor

Si el espacio lo permite, es una buena opción tener una cocina abierta hacia el comedor. En este caso, teníamos el espacio idoneo para ello. Esta reforma de un edificio del S. XIX nos permitió descubrir las paredes de ladrillo, que no querriamos tener ocultas tras muebles de cocina. Por tanto, optamos por una única tira continua de muebles bajos en los que se concentraban el espacio de almacenaje y los electrodomésticos como el horno.

Al tratarse de una reforma tan especial, los materiales tenían que, de alguna manera, corroborar esa singularidad. En este caso, nos alejamos del blanco para tener unos frentes en madera natural de nogal y una superficie de trabajo en acero inoxidable. El tema del nogal se transmite y reverbera en el resto de los muebles del comedor, tanto en la mesa como en las sillas, que quedan adjuntas al espacio de la cocina.

El resto de los electrodomésticos se ocultan en la gran estructura de madera laminada negra, que incluye el frigorífico integrado y un armario donde colocar los pequeños electrodomésticos tales como la cafetera o el hervidor, además de poder servir para espacio de almacenaje accesorio.

 

Como siempre, estas son solo algunas de las ideas que queremos destacar, pero pueden ver mucho más en nuestra página web, donde también pueden contactarnos para consultar sobre posibles reformas que quieran emprender en su apartamento o residencia, así como la posibilidad de hacer viviendas de nueva planta.

Recent Posts
¿CUÁL ES TU PROYECTO?

Empiece con una consulta gratuita