In Sin categoría

Antes y después: Rehabilitación de vivienda en Sitges.

Las rehabilitaciones son mucho más que pintar las paredes y cambiar la cerámica del baño y de la cocina. En este post queremos mostrar la rehabilitación de una vivienda en Sitges y como, a partir de una propiedad que prácticamente esta desahuciada, conseguimos unos espectaculares resultados. A través de una serie de comparativas de el estado anterior y el reformado, podemos apreciar el trabajo realizado por el equipo de construcción para llegar a descubrir la verdadera arquitectura que se ocultaba tras las capas de años de construcción.

Entrada y zona trabajo

Lo más evidente de esta reforma es, sin duda, el hecho de que las paredes y el techo fueron repicados hasta sacar a la luz la fábrica original de ladrillo y piedra, con una doble función: dar un aspecto singular a la vivienda y solucionar un problema de humedades, al permitir respirar las paredes directamente.

La vivienda tenía de salida una muy clara división entre las dos zonas principales, que el nuevo propietario quería aprovechar para crear una zona de despacho independiente de la vivienda. La zona del despacho queda directamente vinculada a la entrada, separándose de la misma por medio de un gran panel de madera que, a su vez, oculta la zona de trabajo principal y los ordenadores, dividiendo el espacio en zonas más manejables y dando un aspecto mucho más limpio al conjunto.

La carpintería de aluminio de las ventanas se eliminó por unas ventanas de madera con un diseño mucho más tradicional, como corresponde a una casa en el centro de Sitges.

Cocina y comedor

Como en el resto de la casa, las paredes de la zona del comedor también quedaron limpias de yeso, para poder permitir la ventilación. Al picarlos, quedó al descubierto el mal estado de ciertas zonas de las paredes, en especial en la zona cercana a los huecos, por lo que se diseñaron unos perímetros de acero para colocar rodeando los mismos que funcionan como apeos permanentes de los mismos. Para el suelo de toda la casa se eligió un pavimento continuo de microcemento con la intención de mejorar el rendimiento del suelo radiante. Los huecos de los pasos

El segundo espacio de la casa recibió un tratamiento similar al de la primera zona, quedando dividido en unidades más pequeñas de manera por un gran mueble que albergaba los grandes electrodomésticos (nevera y congelador) en una cara y se abría como armarios hacia el otro.

Salón y aseo

La zona del salón es la que menos cambia espacialmente, manteniendose prácticamente idéntica en su configuración. Mantiene la misma idea de traer al frente los materiales primigenios de la vivienda, limpiando las paredes y la columna central. En los huecos de las puertas se reproduce la idea de los arcos metálicos para mantener una consistencia en toda la intervención.

La zona más amplia se destina a salón y zona de estar, mientras que la zona posterior se dedica a baño y lavadero. Una de las antiguas puertas queda cerrada con un vidrio y una cortina, de manera que permite entrar la luz natural en la zona del baño.

Terraza

La zona del jardín había sido completamente abandonada, e hizo falta una limpieza a fondo. Se cambiaron las carpinterías de aluminio por una gran ventana corredera de tres hojas que permite recogerse dejando libre todo el frente; se cambió el pavimento antiguo por grava de una cantera cercana y se usaron piezas cerámicas de 2 cm de grosor para crear un suelo elevado que permitiese mantener el mismo nivel que la casa, quedando la guía de la ventana oculta.

El fondo del patio, anteriormente un muro de ladrillo desnudo, fué cubierto con una valla vegetal y una linea de bambúes que levantan una barrera visual suave sobre el final del conjunto.

Puedes ver más sobre esta rehabilitación y otros proyectos de RARDO-Architects clickando aquí.

Recent Posts
¿CUÁL ES TU PROYECTO?

Empiece con una consulta gratuita